Laura López Paniagua

Publicado el

Laura López Paniagua (Madrid/Berlin) es profesora adjunta de las Universidades de Leuphana (Luneburgo, Alemania) y de Halle-Wittemberg (Halle, Alemania). Es colaboradora habitual de publicaciones artísticas nacionales e internacionales como DARDO magazine (España), Mousse (Italia), Four by Three magazine (Reino Unido). En el último año, ha ofrecido conferencias en museos como el MOCAD de Detroit, 21er Haus / Belvedere de Viena, y universidades americanas como NYU y Bard College. Contenido del encuentro: En la literatura libertina del Marqués de Sade, los cuerpos se ven arrastrados a los confines de la fantasía erótica y la agresión, no sólo violando todas las leyes morales de su tiempo, sino dando un vuelco al concepto mismo de orden social, si se considera este tratamiento extremo del cuerpo como un acto de rebelión política. Sade inaugura una sensibilidad sangrienta, sensual y también política cuya sombra se ha proyectado sobre toda una tradición literaria y artística desde el siglo XVIII. Infinidad de artistas plásticos han entendido el cuerpo como punto de fuga de los órdenes simbólicos sociales, y su tratamiento, en ocasiones, extremo, ha sido una forma de insurgencia, como se puede apreciar en artistas como Paul McCarthy, Mike Kelley, VALIE EXPORT, Bob Flanagan o Genesis P-Orridge. En el actual clima de corrección política, ¿se toma el abuso artístico-metafórico de los cuerpos como abuso literal, y por tanto, como acto punible? ¿Acabaremos censurando al mismo Marqués de Sade, tal como lo hicieron los defensores del Ancien Régime?