Dandara Catete. Presentación de proyecto de investigación

Edición: 2019

Yo vivo en Puente de Vallecas desde que vine a vivir en Madrid en 2015.

Desde el principio sentí una enorme identificación con el barrio; las calles erráticas y la mezcla de casas bajas entre edificios recuerdan la geografía de mi barrio natal, contribuyendo al sentido de familiaridad. Como artista, yo investigo temas referentes a la intimidad en el ámbito doméstico y cotidiano, y considero el concepto de ‘barrio’ como campo expandido del hogar. Es donde empieza el “sentirse en casa” fuera de las paredes de nuestra casa: nuestros recorridos recurrentes, el bar de la esquina, el tejido vecinal, etc. En Vallecas, agrégase al mapa sentimental las casas modestas de distintas épocas que resisten en el paisaje marcando la memoria obrera del espacio, como las corralas cerca del Puente hechas en ladrillos macizos al estilo mudéjar, o las domingueras de Entrevías, así llamadas porque sus propietarios trabajaban entresemana y las erguían los domingos.

Mi investigación siempre estuvo estrechamente vinculada a un interés por la arquitectura, que es tanto causa como efecto del estilo de vida que uno adopta. Vivir en una corrala influenciará la experiencia social establecida con el hogar, así como vivir en una calle de casitas bajas será distinto de vivir en una casa aislada entre edificios altos restringiendo su campo de visión. Además de la soledad expresada por alguna residente mayor con quien he hablado, el estatus de vivir en una casa baja en Vallecas hoy depende de muchos factores, como año de construcción/estado de conservación, unifamiliar o compartida, ubicación dentro del barrio, entre otros.

Desde 2017, vengo elaborando dos proyectos fotográficos interrelacionados sobre las construcciones antiguas de Vallecas. En ‘Dream House Series’ saco fotos de casitas bajas perdidas entre edificios, en un intento de registrar este estilo de vida antes de que se extingan por completo del paisaje. El título desafía el modelo capitalista del mercado inmobiliario que las quiere derrumbar para construir edificios más rentables. Es una reivindicación a la preservación de la historia arquitectónica inherente de tales viviendas. La otra serie fotográfica, ‘Ruínas Contemporáneas’, registra aquellas construcciones a las cuales no tuve tiempo de llegar en vida, solares donde se divisan las marcas de la construcción que fue destruída, por algún tiempo exhibiendo la huella de la construcción antigua. Son registros arqueológicos modernos.