Mónica Ferreras. Presentación de líneas de investigación

Edición

2019

Mónica F. Ferreras (Madrid, 1976). Arquitecta urbanista por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (ETSAM-UPM), con especialización en Ciudad y Territorio y difusión del patrimonio cultural, he centrado mi actividad profesional en la documentación, la investigación, el archivo y la mediación de diversos proyectos en torno a la arquitectura y el urbanismo madrileños.

Comprometida con la exploración de la cultura visual y las prácticas artísticas contemporáneas, he participado en numerosos programas no reglados de formación interdisciplinar basados en pedagogías disruptivas, dinámicas de activación participativa, prácticas performáticas, de escucha o cuidado colectivo.

Trabajo con procesos de visibilidad de los funcionamientos de acciones, agentes y elementos invisibilizados socialmente, como determinados conflictos sociales, o de procesos culturales, de planificación o arquitectónicos ocultos por desintereses históricos o contextuales.

Actualmente gesto un corpus de estudio con la finalidad de desarrollar culturas socio-políticas horizontales y pensamientos críticos relacionales en torno a la idea de los territorios, las ciudades, las infraestructuras, los individuos sociales y las materialidades participantes.

Siempre me ha atraído esa parte invisible de los barrios que todavía pervive y que se resiste a ser engullida por la voraz máquina capitalista, así como el cuestionamiento de los mecanismos que operan en la construcción tradicional de los relatos del consumo turístico y la divulgación cultural (la visita guiada, la audioguía, la guía turística o de viajes) o de las tesis académicas y los estudios institucionales (la guía arquitectónica, el ensayo urbanístico o la memoria histórica), tomando prestados sus convencionales nombres y formatos, pero aplicando los métodos psico-geográficos de las derivas situacionistas o de los paseos de Jane o las metodologías teórico-prácticas de las dialécticas del cuidado y la escucha de las periferias urbanas frente a los centros, de las barriadas frente a las urbanizaciones burguesas de manzana cerrada con piscina privada, de los habitantes frente a los turistas y visitantes, de los espacios frente a los no-lugares o los lugares sin diseñar o de los vacios insterticiales del bloque abierto o de los descampados urbanos, frente a los agentes (in)voluntariamente transformadores de los fenómenos de gentrificación.