Relato de la presentación de proyectos (IV)

Edición

2018

Actividad relacionada:

Presentación de proyectos: Dos Jotas, Sebas Cabero, Paula Lafuente, Edward Jobst Andrews, Victoria de Gracia, Claudia González y José Enrique Mateo. Lugar por determinar.

Dos Jotas.

La presentación plantea dos líneas de trabajo, una colectiva y otra individual.

La colectiva, basada en el activismo tradicional, donde se coordinan acciones colectivas en pro de una lucha común, despareciendo los nombres, los egos o las ideas individuales y se actúa por una misma causa. Como por ejemplo ocurre en el movimiento de la contrapulicidad, donde un gran número de personas se juntan contra la publicidad, es el caso del “NoAD day” una convocatoria realizada a nivel mundial la noche antes del black Friday, consistente en quitar la publicidad de las marquesinas dejándolas en blanco o el “MaSAT (Madrid Street Advertising Takeover)” realizado en 2011, donde se cambiaron más de 100 marquesinas del centro de Madrid.

La línea de trabajo individual plantea la utilización de las redes, por medio de tutoriales activistas, dando ejemplos prácticos de cómo realizar activismo, para que puedan ser realizados de forma autónoma por todas las personas que quieran como es el caso de la intervención sobre los buzones de correos y sus instrucciones. Tutoriales anónimos donde solo aparece la acción y como llevarla a cabo.

Sebas Cabero. Futuro destruido.

En Occidente vivimos bajo pseudo-democracias, gobernados por regímenes autoritarios que nos están implantando poco a poco su ideología capitalista neoliberal.
Esta ideología está pensada para enriquecer de forma desproporcionada y descontrolada a una minoría de personas (oligarquías) a consta de empobre- cer en todos los sentidos a la gran mayoría. Este virus necesita poderes au- toritarios para poder desarrollarse y en Occidente ha encontrado su huésped perfecto para reproducirse.
Lxs que pertenecemos a la gran mayoría, mientras este sistema inhumano exista, jamás saldremos de las denominadas crisis económicas, jamás recu- peraremos nuestros derechos perdidos y jamás tendremos un futuro digno. Ahora mismo nuestro futuro está destruido.

“Futuro Destruido” es un contra-slogan publicitario, una respuesta a los fal- sos mantras reiterativos de esperanza y positividad que nos llegan desde los mass media. Mantras que tienen como único fin el de mantenernos en un constante esfuerzo de intentar alcanzar un falso progreso y bienestar que jamas conseguiremos.

Este proyecto se inició y formó parte de la exposición colectiva “La Antiespa- ña” que tuvo lugar en el espacio autogestionado vallekano “ABM Confeccio- nes” en 2016. Es un proyecto abierto que a lo largo del tiempo va tomando diferentes formas de hacerse visible.
Para este grupo de investigación produciré en septiembre una serie camise- tas con este contra-slogan. Las camisetas las repartiré de forma gratuita entre vosotros, entre quienes os guste el tema planteado y quiera tener una.

Este trabajo está abierto a todas las personas del grupo de investigación. Podéis cogerlo como vuestro, incluirlo en vuestras líneas de investigación, modificarlo o desarrollarlo. Hacer lo que queráis con él, es vuestro ;). También me ofrezco para echar una mano en el resto de proyectos.

Abrazos y birras frías! 🙂 sebascabero.com

Paula Lafuente

Si pienso en “Narraciones Alternativas en los Márgenes del Arte” (sea lo que sea eso) me vuelvo cuerpo.
Pensamiento, sensaciones, afectos e intuición en eso que dicen jerga. En palabras a medio camino.
Callejeras.
A medio hacer.
Esas que forman parte de la duda afirmativa y desafiante en un significado abierto, relacional y circunstancial.

Ahora pienso en la institución.
En el eslogan de la RAE: ‘limpia, fija y da esplendor’ Hay que joderse.

Y el margen es poroso, se desactiva y activa como una solución salina. Pero ni en un millón de años limpia, fija y da esplendor.

No, eso no.

Y el lenguaje en el cuerpo mediado.
En el google translator y en el hyperlink.
Y el código como la jerga, que ya lo dijo Deleuze, es una formación abierta y polívoca. Y en este contexto de certezas a media voz me deseo ambigua, porosa, esquiva.
En este contexto de grupo de investigación, de institución y paradoja, me deseo aún sin concretar, sin definir, sin formalizar.

Que hoy seamos jerga, y ya mañana ya…

Edward Jobst Andrews

La Luisi, una vecina anciana nacida en mi barrio, situado entre las calles San Bernardo y Alberto Aguilera, se vio obligada a desalojar su casa y mudarse a otro código postal hace varios meses. Pero no es la única: muchos amigos y habitantes se encuentran en la misma situación y desgraciadamente serán sustituidos por lo que yo considero, fantasmas. La turistificación es un fenómeno relativamente reciente que se percibe en ciudades que no basan su economía en el turismo. Este acontecimiento trae consigo consecuencias desastrosas para la identidad de los barrios y sus pobladores. Una de estas consecuencias es la subida de los precios de los alquileres, y para muchos colectivos, la causa de esta subida de precios está muy clara: las plataformas digitales como Airbnb, típicas de la economía colaborativa.

Me preguntaba ¿cuál podría ser un lugar de resistencia en cuanto a los Airbnb? Para explorar posibles respuestas y teniendo en cuenta de que considero a los clientes de Airbnb, fantasmas, visité a una médium para que me revelara estos lugares posibles a través de las cartas. Me mandó barajarlas y escoger tres.

La primera carta que escogí (Le Bateleur) simboliza el sujeto: soy yo, el mago o creador. La segunda (El Carro) representa el contexto: según la medium, es la carta más importante de la tirada. Me dijo que debía lanzarme en cuanto al proyecto, pero que prestara mucha atención a mi entorno y sobre todo a lo que dicta la intuición. La tercera carta (Le Pape) encarna la respuesta y en este caso se trata de la Papisa o Papa, una persona poderosa. Suele ser positiva, pero en este caso quizás no lo sea tanto por que está rodeada de personas también poderosas y todas me ocultan cosas. Hay mucho secretismo. Se crea una situación de poder en sentido jerárquico en la que me encuentro en un escalafón muy bajo.

Para (des)virtualiizar la plataforma digital Airbnb, al final decidí realizar una serie de séances o sesiones espiritistas en pisos dedicados a los alquileres turísticos en el barrio de Malasaña. Cuento con los servicios de una médium para hacer visibles y relatar las huellas que dejan tras de si los habitantes temporales que utilizan esta plataforma para visitar la ciudad. Por consiguiente, estas sesiones tratan de revelar unos relatos de distintas temporalidades a partir de la narración de las micro-vivencias de sus habitantes pasajeros a través de la médium. Las sesiones no se graban, sino que una cronista escribe una descripción de lo sucedido en cada reunión. Además, lo planteo como una experiencia fuera de la institución.

Claudia González y José Enrique Mateo. Anamorfosis en el mirador

Un día cualquiera de primavera nos encontramos para dar un paseo. Bajo la influencia de la distracción que produce una conversación con aspecto de sustancial, el recorrido discursivo que hicimos se volvió casual e incierto. De pronto nos vimos en una calle sin salida donde alguien había pintado la frase “El sistema lo engulle todo”. Aquello nos hizo discutir sobre si, en la actualidad, el imaginario hegemónico había aprendido a engordar engullendo sistemas de representación marginales y críticos, y de ello surgió una pregunta: ¿cómo podríamos provocarle leves indigestiones? Sin parar de andar nos perdimos sin importarnos demasiado. Quisimos conservar lo que habíamos leído en aquel rótulo y, en una libreta, apuntamos de memoria: Si la narración dominante ha aprendido a expandirse y a fortalecerse a base de acopiar argumentos marginales, ¿cómo podemos encontrar maneras de arrimar el hombro para empujarlo y conseguir incomodarle, al menos, un poco?

Callejeando cambiamos a un barrio más vistoso.  Al cruzar la calle nos encontramos con una tienda llamada “Antigüedades Alhacen”, donde anunciaban que eran especialistas en óptica. Entramos y curioseamos entre todos los cacharros polvorientos que acumulaban las estanterías. Además de diversas lentes, telescopios, cámaras obscuras y ventanas, las estanterías hacían un acopio de una magnífica colección de libros y tratados sobre óptica de siglos pasados. En la pared tenían colgados imitaciones de viejos pergaminos con ilustraciones de pirámides visuales. Tras un pequeño ataque de tos provocado por el polvo, decidimos seguir nuestra ruta. Salimos de la tienda y nos acercamos a un solar que había enfrente para tomar un poco de aire. Allí estaban preparando la instalación de un cine de verano. En un cartel se anunciaba la apertura de temporada con una película sobre la vida de Leon Battista Alberti, arquitecto y teórico del Renacimiento italiano. Nos apuntamos la fecha del estreno en la agenda del móvil pensando que sería un buen plan para una noche de verano y seguimos nuestro paseo. Después de un par de calles llegamos hasta la puerta la academia de pintura “Le Brun”, sus paredes estaban repletas de cuadros y al fondo se acumulaban unos cuantos caballetes. Del tablón de anuncios de la entrada colgaban pasquines con información sobre concursos, becas, jornadas de Plein air y distintos talleres.

En la otra acera había un centro comercial llamado “J. Bentham”. Decidimos acercarnos a ver los nuevos modelos de smartphone. El acceso a las tiendas se hacía a través de un pasillo cubierto de espejos que aprovechamos para atusarnos un poco el pelo y colocarnos la ropa. El lugar consistía en una serie de galerías superpuestas y concéntricas a un patio. Además, había cámaras por todos lados, fantaseamos con que aquello parecía una cárcel o un viejo hospital. Nos incomodó la situación y salimos.

Consultamos a través del móvil algún lugar pintoresco y cercano que poder visitar. La aplicación nos indicó un mirador en el barrio alto. Subimos y nos encontramos con un balcón circular que ofrecía todos los puntos de vista de la ciudad. Allí nos pusimos serios, y decidimos que queríamos analizar en qué términos se practica el control dentro del sistema visual actual, quién lo ejerce y cuáles pueden ser las posibilidades para planear algún tipo de huida. Pero no nos dio para mucho, al poco empezó a oscurecer y decidimos volver a casa.

Nos obstante, antes de irnos nos hicimos un selfie con las luces urbanas recién encendidas como fondo.

Victoria de Gracia

Punto de partida

La representación del cuerpo en las artes ha sido una constante en el hacer artístico. Todas las épocas han dejado su modelo de representación corporal como exponentes de sus concepciones, percepciones, valores y mitos. Estos modelos, que se superponen a medida que los movimientos artísticos se van sucediendo no solo han sido construidos y determinados por distintos factores, sino que son determinantes para entender cómo un grupo humano mira los cuerpos y genera una imagen que moldea esa mirada.

La creación visual por tanto, se convierte en un elemento imprescindible para comprender la construcción de sentido en torno a los cuerpos, pero también de prácticas que acompañan a la producción artística.

La mujer y el espejo. Eduardo Sivori, 1889.
Vanitas. Fernando Vicente, 2014.

“El cuerpo no es, pues, un objeto. Por la misma razón, la consciencia que del mismo tengo no es un pensamiento, eso es, no puedo descomponerlo y recomponerlo para formarme al respecto una idea clara. Su unidad es siempre implícita y confusa (…)Ya se trate del cuerpo del otro o del mío propio, no dispongo de ningún otro medio de conocer el cuerpo humano más que el de vivirlo, eso es, recogerlo por mi cuenta como el drama que lo atraviesa y confundirme con él. Así, pues, soy mi cuerpo, por lo menos en toda la medida en que tengo un capital de experiencia y, recíprocamente, mi cuerpo es como un sujeto natural, como un bosquejo provisional de mi ser total” (Merleau-Ponty, 1945).

La perspectiva de Stuart Hall: la representación como materialización en un lenguaje común e inteligible. El cuerpo como representación de lo humano.

“Antes bien, una vez que se entiende el «sexo» mismo en su normatividad, la materialidad del cuerpo ya no puede concebirse independientemente de la materialidad de esa norma reguladora. El «sexo» no es pues sencillamente algo que uno tiene o una descripción estática de lo que uno es: será una de las normas mediante las cuales ese «uno» puede llegar a ser viable, esa norma que califica un cuerpo para toda la vida dentro de la esfera de la inteligibilidad cultural” (Butler, 1993).

Cuerpos y reificación: objetualización y fetichismo.
Laura Mulvey y el placer obtenido con la contemplación de las representaciones del cuerpo femenino.
Los modelo clásicos se reinterpretan manteniendo las relaciones de poder: hombre – mujer – artista – modelo, que en muchos casos se convierten en sinónimos.
Las artes visuales como expresiones culturales, performan y reproducen las las relaciones de poder y dinámicas sociales: desigualdades de género, etnia, clase social… el cuerpo como recurso estético materializa esas desigualdades.

“Semejante lógica tiende a producir su propia confirmación, suscitando la “vocación” por las tareas a las cuales uno está destinado. La evidencia performativa de lo arbitrario naturalizado. Cuerpo como un operador analógico que instaura todo tipo de equivalencias prácticas entre las diferentes divisiones del mundo social” (Bourdieu, 1980:121).

Robert Mapplethorpe, 1982.
Candy bar girl. Antonio López, 1976.
  • Prácticas que se perpetúan a través del arte, pero ¿qué ocurre en las academias, facultades y escuelas de arte?
  • Se entrevista a profesores, estudiantes, expertas en arte y artistas: todos los agentes implicados en la producción artística.
  • ¿Pero dónde están los cuerpos?
  • Lucca: ser artista y cuerpo en los márgenes.
  • Modelos: ser cuerpo representado.

Cuerpos que no importan

Mi ideal de cuerpo femenino o masculino no existe. Intento probar otros modelos, tanto en fotografía, como en pintura. Incluso he trabajado con chicas que tienen cuerpos que podrían ser catalogados como masculinos. Si no experimentas fuera, te gradúas en cuarto sabiendo solo representar personas ideales. (Lucca, alumno BBAA, UCM).

El itinerario corporal de Mari Luz Esteban:

“(…) ¿Por qué no pensar en que en las otras, en los otros, incluso en las/los que más “se exponen”, en las que se “se arriesgan corporalmente” (modelos, prostitutas…) se dan los mismos contenidos, las mismas contradicciones y tensiones o parientes de éstas? ¿Por qué no partir de la idea de que profundizar en estas tensiones puede aportar claves alternativas para el estudio antropológico que nos faciliten una mejor comprensión e incluso que permitan la transformación de nuestra cultura?” (Esteban, 2004, p.48)

Citas de los modelos entrevistados:

Yo ahí soy un objeto, sobre el cual trabajan la luz, dependiendo de tu color de piel, de ojos, de pelo, etc. Y trabajar no es contar tu vida. Es que sobre ti trabajan el encuadre, el enfoque y la luz. Entonces yo trabajo como modelo, solo importa la imagen, no importa lo que hay detrás. Y eso es algo en lo que si empiezas a trabajar como modelo, tienes que tener muy claro. A nadie le interesan tus problemas, tu filosofía de vida, tus principios, eres un objeto. (Carolina, modelo de fotografía).

Yo me abstraigo totalmente. Cuento los segundos para no pensar. Me pongo a contar los segundos que tienen 45 minutos, que creo que son unos 2700. Y me puedo equivocar, pero no pierdo el ritmo, estoy 1, 2, 600… Otras veces pongo música, que en algunos sitios no te dejan, pero aquí por ejemplo sí me dejan poner música relajante, bajita. La música lo que hace es que el tiempo pase. (Javier, modelo BBAA, UCM).

Al margen de la función social o utilidad del arte, lo que me interesa es el arte en tanto que expresión de las dinámicas sociales. El discurso que analizar para entender las relaciones de poder que se dan en las sociedades, la representación de las mismas.

Tanto en el arte puramente estético como en el más reivindicativo se adivinan las dialécticas de fuerzas que operan en la vida social, y a su vez, los distintos tipos de arte y las motivaciones a las que obedecen dialogan entre sí, un diálogo en el que se representan las tensiones sociales. El conflicto.

  • ¿Es posible otro acercamiento a los cuerpos en la práctica artística?
  • ¿Cómo educar a los futuros artistas en las relaciones de género y poder entre ellxs y los cuerpos que plasman?
  • ¿Cómo hacer conscientes a docentes y profesores de la incidencia de sus prácticas en las sociedades y las hegemonías y subalternidades que reproducen y generan?