Relato de Los encuentros de Miami

Edición: 2018

Actividad relacionada:

La propuesta en torno a Los encuentros de Miami se idea bajo la premisa de estimular estrategias para la reactivación del tejido social urbano. A partir del estudio localizado en el solar anteriormente ocupado por la Piscina Miami, dentro del barrio de Puerta del Ángel, la proposición pasaría por esbozar una serie de prácticas abiertas y colaborativas con la voluntad de impulsar una memoria potencialmente colectiva y plural. Debido a los cambios constantes a los que se ve sometida dicha zona de la urbe, como parte integrante de las periferias que asumen un continuo movimiento demográfico motivado por oscilaciones tanto políticas como económicas, se considera la necesidad de promover una serie de prácticas que incentiven el pensamiento crítico ante la situación actual. La instauración de espacios para el diálogo es uno de los objetivos principales en Los encuentros de Miami, que busca en los propios recursos localizados en el barrio, tanto espaciales como sociales, los elementos que propicien el establecimiento de tiempos otros, siguiendo la actitud crítica que plantean las lecturas en torno a las ruinas de la contemporaneidad.

Actividad a cargo de Daniel Herrero y Víctor Martín.


Dentro de la sesión dedicada a Los encuentros de Miami, quisimos proponer y compartir con el grupo de investigación En los márgenes del arte, la búsqueda en la que hemos estado durante estos últimos meses, oscilando en torno al solar abandonado. Éste, anteriormente ocupado por lo que fuera la piscina Miami, en el Barrio de Puerta del Ángel, propició una serie de preguntas no sólo centradas en el espacio en sí y sus posibilidades tanto materiales como simbólicas, sino que generaron un debate que alcanzaron nuevas derivas sobre aspectos como la historia del barrio, cuestiones en torno a arte urbano, o el mismo significado de ciertas prácticas artísticas en la actualidad. Nuestra primera intención, partiendo del estudio de algunos ejemplos que desde el ámbito del arte se habían encargado de asuntos similares, fue generar lugares con el afán de propiciar vías en pos de lo común, ¿sería posible averiguar cierto tipo de tácticas que nos permitieran sopesar respuestas desde lo colectivo, respondiendo así a ciertos procesos políticos que experimentábamos y padecíamos como individuos y como conjunto?

Uno de los ejercicios realizados a partir de los Encuentros de Miami, consistió en la comparativa entre la situación y número de las piscinas públicas de Madrid con respecto al creciente número de carácter privado que inundan la ciudad. mosaico de imágenes extraídas de mapas aéreos.

Comentario en torno a diferentes fuentes utilizadas, como la revista Reconstrucción (1939-1956), y las diferentes vías de investigación en torno a ciertas narrativas históricas que se abren de las mismas.

Quizá pueda resultar paradójico, pero lo que podríamos denominar hoy como el modelo inmobiliario español, la especialización económica del país en bienes inmuebles, turismo y finanzas, forma parte del legado del régimen franquista. […] Habría al menos dos rasgos del pasado que se prolongan sobre el presente: la hegemonía de una cultura propietarista en materia de vivienda, donde la propiedad constituye una prioridad de las políticas públicas, y el impulso del sector de la construcción como palanca del crecimiento económico.

-Como señaló en numerosas ocasiones el filósofo Henri Lefebvre, cada sociedad produce su espacio: un régimen espacial específico que engloba numerosas determinaciones: sociales, jurídicas,

económicas, políticas, ambientales, etc. Si afirmásemos que el marco urbanístico actual es heredero directo de la primera Ley del Suelo de 1956, ello no constituiría ninguna exageración: las líneas de continuidad entre pasado y presente son bastante nítidas.

Raquel Rodríguez Alonso y Mario Espinoza Pino, De la especulación al derecho a la vivienda. Más allá de las contradicciones del modelo inmobiliario español. Traficantes de sueños, 2017.