Relato de Séance Airbnb

Edición: 2018

Actividad relacionada:

La turistificación es un fenómeno relativamente reciente que hostiga ciudades que en muchos casos no basan su economía en el turismo. Este escenario trae consigo consecuencias desastrosas para la identidad de los barrios y sus habitantes, que a menudo se ven obligados a abandonar su hogares por la subida de los precios de los alquileres. Para muchos colectivos la causa de este aumento de precios está muy clara: las plataformas digitales como Airbnb, propias de la economía colaborativa.

Para des-virtualiizar la plataforma digital Airbnb, y articular un posible lugar de resistencia, se celebrará una séance o sesión espiritista en un piso dedicado al alquiler turístico en el barrio de Malasaña. Pues sus clientes se comportan como fantasmas: se manifiestan y se ocultan sin aparente sentido. Natailia, la médium, desvelará las huellas que han dejado estos habitantes pasajeros tras de si para conciliar relatos de distintas dimensiones temporales.

Actividad a cargo de Edward Jobst Andrews.

Foto: Escena de una sesión espiritista de la película alemana de cine mudo Dr Mabuse (1922), dirigido por Fritz Lang. Fotografía: Bettmann/Corbis


Huevos endiablados: plato para un velatorio

Ingredientes (12 personas) para la receta Huevos endiablados :

  • 12 huevos
  • 1 Kg. langostinos cocidos pelados
  • 125 gr de atún en aceite de oliva virgen extra
  • chili poder
  • sal
  • pimienta recién molida
  • 2 cucharaditas de mostaza picante tipo Dijon
  • perejil
  • Para la mahonesa:
  • 1 huevo
  • zumo de medio limón
  • 250 ml de aceite de oliva virgen extra
  • sal

Elaboración de la receta de Huevos endiablados

Cuando piensas en comida para un velatorio, lo que te viene a la mente depende de dónde vivas, tu cultura y las tradiciones de tu familia. Los habitantes del sur de Estados Unidos a menudo recurren a los huevos endiablados: un plato económico, reconfortante, fácil de preparar y fácil de comer. El término “endiablado” data del siglo XIX probablemente del francés à la diable y se usaba para referirse a alimentos picantes. Independientemente de lo que decidas servir, es importante recordar que el propósito del velatorio es proporcionar a los que han venido a presentar sus respetos la oportunidad de reunirse para apoyarse mutuamente y compartir sus recuerdos del fallecido que, en este caso, se trata del barrio de Malasaña.

Para elaborar los huevos endiablados, cuece los huevos en una cazuela con agua durante 10 a 12 minutos desde que el agua empiece a hervir. Pélalos y córtalos por la mitad. Separa las yemas de las claras, teniendo cuidado de que no se rompan. Reserva las yemas y las claras por separado.

Recuerdo que hace no tanto se podía comprar los huevos en tiendas especializadas tales como pollerías o hueverías. Estos comercios se han ido desapareciendo debido al cambio de los hábitos de los habitantes del barrio. En mi opinión y en la de muchos expertos, la culpa la tiene los pisos de alquiler turístico. Los habitantes habituales han sido reemplazados por turistas y para mí, se comportan como fantasmas: se manifiestan y se ocultan sin aparente sentido.

Para la mahonesa, casca el huevo en el vaso de la batidora, agrega el zumo de medio limón, sal y el aceite. Introduce el brazo minipimer en el vaso. Pon la batidora en marcha y realiza movimientos suaves, ascendentes y descendentes, hasta que la mahonesa coja cuerpo. Agrega la mahonesa al cuenco de las yemas. Añade las 2 cucharaditas de mostaza y espolvorea con chili poder, sal y pimienta negra recién molida y mezcla bien. Con una cuchara pequeña rellena las 24 mitades de la clara de huevo. Coloca un langostino encima de cada huevo y espolvorea con una pizca de chili poder. Pon los huevos rellenos en un plato y decóralos con una hoja de perejil.

Los huevos endiablados quizás sea un plato básico en los velatorios sureños, pero también resulta ideal para las sesiones espiritistas. El 31 de octubre se celebró una Séance o sesión espiritista en un piso dedicado al alquiler turístico en el barrio de Malasaña para des-virtualiizar la plataforma digital Airbnb y articular un posible lugar de resistencia. Teniendo en cuenta el carácter fantasmal de los clientes de estos pisos, contraté a una médium, Natalia, que nos reveló las huellas que habían dejado estos habitantes pasajeros tras de si para mediar relatos y vivencias de distintas dimensiones temporales y conciliar, de alguna manera, mi relación con estos entes. Se prohibió documentar la sesión para reanimar la consideración hacia el storytelling o boca a boca cómo técnica de pasar información. Séance Airbnb, título del proyecto, continuará hasta que se ponga en marcha el Plan Especial de Implantación de Uso del Hospedaje.

6 Comentarios

La_Impostora:

Yo lo viví como una manera de abrir la percepción a estímulos que nos pasan desapercibidos en el día a día y eso me gustó mucho. Una forma de fundirnos con la energía que nos rodea y a la que no prestamos atención. Pensar en los cientos de personas que a diario pasan por los espacios que habitamos y en el rastro que dejan (al margen del monetario, o del beneficio que puedan generar económicamente).

L@delacolina:

Yo lo entendí como una metáfora de la actual situación de comunidades nómadas, efímeras… con las que convivimos pero que tienen una “encarnacion” un tanto difusa…

Queen_of_hearts

Un momento y un espacio para reunirnos desde una escucha diferente a la habitual. Un clima de encuentro que comenzó con  expectación y que nos situó a todas en una experiencia compartida. Una invitación a participar en una acción poética en torno a la metáfora del turista como presencia fantasmagórica. La magia y el rito se constituyen como herramientas posibles para replantearnos nuestras certezas y conocimientos. Como herramientas de análisis de la realidad válidas para generar conexiones improbables.

PLC_indahouse:

Imaginar la pradera, una pradera…y que sólo me vine la de Windows y que busco otras y aparecen bosques pero praderas no. Como experiencia me acerco a la gentrificacion desde la mística y eso me gusta, me saca del discurso de turno, y además luego tomamos unos pastelitos tan ricos

DVJ:

Desde mi experiencia lo viví como un modo de acercarse cotidiana y simbólicamente a formas de entender y digerir problemas sociales y políticos complejos que, por otro lado, nos afectan a todas. Para ello me pareció especialmente interesante no hacerlo desde las tradicionales posturas de las ciencias sociales, que a menudo nos ubican en un callejón sin salida (bucle discursivo sin encarnación), y sí desde lo inefable asociado al espiritismo (como instrumento)

Cuarto_de_invitados:

Para mi, la experiencia con el péndulo, las cartas y el humo del palo me replanteo la relación que tenemos con la ficción. O la relación que mantiene la ficción con la realidad, y por lo tanto con la política. Y de como el arte es el único ámbito que es consciente de si mismo, de que es ficción permanente y no da nada por sentado.