Relato de Una teoría crítica de la sociedad: Movimientos y prácticas sociales, fábricas de identidades.

Edición

2018

Con la Teoría Crítica, la destrucción del Capitalismo se convierte en hecho trascendental, de sus estructuras y estratagemas. La conquista del Poder, como anticipaba Gramsci, se convierte en la toma de la propia cultura. La lucha cultural se arma desde la destrucción de tradicionales valores e instituciones, de proverbiales lenguajes o de nociones históricas. Edificando un nuevo sentimiento común, desde un nuevo discurso polifónico, u ocupando espacios estratégicos, el 15M vino a articular ese momento de creación exterior, manifiesto en la creación de identidades, en el hackeo a la institución. Convirtiendo lo personal en político, desde la potencia de las multitudes conectadas, los indignados hicieron suyas aquellas lecciones, desde las cuales cuestionar todo liderazgo dado, romper normas morales o imaginar una nueva realidad social.

Breve descripción del evento “Más filosofía”

Más Filosofía es un colectivo de personas e instituciones implicadas en la filosofía desde distintos ámbitos: filosofía práctica, escritores, diseñadores, profesores… Buscamos recuperar los espacios que son propios de La Filosofía. Unos espacios en los que plantaremos una Filosofía renovada y que sale a la búsqueda del ciudadano. Una Filosofía al alcance de todos y dispuesta a hacerte volar. En definitiva, hacer florecer una Filosofía que sea útil para la Vida.

Nuestra labor es celebrar el Día Mundial de la Filosofía, realizando jornadas en las que confluyan una serie de actividades gratuitas relacionadas con la filosofía y que serán fruto de las propuestas de los propios participantes. Estas estarán dirigidas a todos los públicos y se buscará, esencialmente, una mayor visibilización de las distintas formas de hacer filosofía así como de los profesionales que se dedican a ella.

Actividada a cargo de Sergio Domínguez.

Propuesta de Actividad:

Una teoría crítica de la sociedad:
filosofía al amparo de los movimientos sociales

(Escuela de Relaciones Laborales UCM, 23/12/2018 a las 15:30 horas)

La actividad se realizó dentro del evento ‘Más Filosofía’ organizado por la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid, el Instituto de Filosofía del CSIC o la Red Española de Filosofía, entre otros. Ajustándose a la actividad investigadora del grupo de investigación, se propuso un debate-coloquio dentro de esta Jornada dedicada a la reivindicación de los estudios de filosofía en el ámbito académico y de la realidad social. Supuso una oportunidad inmejorable para insertar el debate sobre los “márgenes del arte” dentro de este colectivo de personas e instituciones implicadas en la filosofía desde distintos ámbitos, recuperando espacios que son propios de la Filosofía, una filosofía práctica, de la sociedad, crítica, creativa y humanista, como oportunidad para generar un diálogo social y político que mejore nuestra sociedad.

De esta suerte, Sergio Domínguez presentó su actividad investigadora titulada “Una teoría crítica de la sociedad: filosofía al amparo de los movimientos sociales”, en forma de coloquio-debate en torno al acercamiento filosófico a nuestra realidad, y más concretamente, a la de los movimientos sociales, permite descifrar con cierta amplitud nuestra compleja realidad social. Entendiendo el pensamiento filosófico y crítico como oportunidad para desvelar condiciones y estructuras en las relaciones de poder que construyen nuestra identidad, desde la defensa de valores éticos de verdad, justicia o derecho, se plantea la labor filosófica como herramienta de empoderamiento frente al poder hegemónico, nos arma en la lucha social, revisando postulados de la actual sociedad del espectáculo, articulando narraciones alternativas o erigiendo lugares de resistencia. Una labor que requiere de cierta distancia y velocidad, de un tiempo de reflexión que permita ver los acontecimientos con mayor óptica, advirtiendo hechos y acontecimiento aparentemente invisibles, reconstruyendo relatos y deduciendo lógicas imperceptibles. Una labor de profundidad, plasmada en una Teoría Crítica de la sociedad, como toma de conciencia colectiva ante un sistema totalitario.

Como punto de partida se utilizaron tres textos claves para realizar el debate: el capítulo anónimo titulado «Intelectuales. Cuerpo y (des)aparición en el 15M», que aparece en ‘Castro Florez, F (editor), Arte de la indignación’ (Ed. Delirio, 2012); el texto de Jacques Rancière ‘Sobre la importancia de la Teoría Crítica para los movimientos sociales actuales’ que aparece en Revista Estudios Visuales Nº1; y el libro del propio Sergio Domínguez titulado ‘Ficción, política, estética. 15M como escenario retórico-discursivo’ (Ed. Apeiron, 2018). Como puntos comunes del debate, se pudo deducir que los movimientos sociales suceden como acontecimientos creativos, generadores de culturas, discursos y lenguajes, poderosas herramientas contrahegemónicas. Otra lectura común fue cómo estos discursos críticos, rompedores, han afrontado el conflicto político desde un desplazamiento cultural, situando la conquista del poder en la toma de la propia cultura. En líneas generales, coincidimos en señalar que gracias a esta teoría filosófica, entendimos que el empoderamiento ciudadano pasaba por la lucha cultural, por la desautorización de valores tradicionales e instituciones normativas, de lenguajes proverbiales o de nociones históricas. Como posible solución, se planteó comúnmente la labor filosófica como herramienta para cuestionar estructuras hegemónicas como el colonialismo o el patriarcado, edificando nuevos sentimientos comunes o convirtiendo lo personal en político, será posible imaginar una nueva realidad social.

Propuesta para las jornadas:

Artivismo y cultura colectiv@:
estéticas y retóricas marginales

(Sala El Águila, 30/11/2018 a las 20:00 horas)

Como resultado de la Actividad propuesta en modo de debate coincidiendo con el evento ‘Más filosofía’, se plantea la presentación en las jornadas del grupo de investigación de la comunicación “Artivismo y cultura colectiv@: estéticas y retóricas marginales”, dentro de la mesa dedicada al ‘Sabotaje’. Esta mesa se centra en el debate de la actualidad, de un imaginario hegemónico, de sistemas de representación marginales y críticos, entendiendo un arte que trabaje desde la idea de autonomía pretende elaborar y construir estos lugares alternativos a lo hegemónico, halando lugares, estrategias y espacios que generen nuevas posibilidades frente a lo ya establecido. Tras una dos presentaciones que investigan el sabotaje en el mundo académico y laboral, se plantea aquí el sabotaje al sistema, a la misma representación política, desde movimientos sociales o vecinales.
Siguiendo los debates de la actividad, se puede aclarar que cada vez más, diferentes movimientos sociales o vecinales incorporan el elemento estético en sus protestas, desplegando cierto ‘artivismo’ a través de inéditos modos de interacción artística. Un arte reapropiado, social, distribuido en nuevos medios impredecibles, como internet o las redes sociales, que subvierten los tradicionales canales de difusión del arte, situando lo artístico en el epicentro de un proceso social y comunicativo. Como una gran performance, estos ‘artivismos’ escenifican una creación colectiva, infiriendo el arte como construcción de imaginarios e identidades colectivas. Una cultura colectiva, abierta, espontánea, elaborada desde una estética atractiva, espontánea, de la multitud, que opera en pequeñas acciones, como alzar la voz o desnudarse frente al público.

Tomando como referente al 15M, desde la experiencia personal del investigador dentro del movimimiento, es posible pensar cómo el movimiento vino a dar forma a esa contrarrevolución, en su labor creativa, generando nuevas formas e identidades, con lógicas inéditas que escapasen de ese férreo control escópico. A través de la performatividad de los actos, se revisaron condiciones normativas de vida, desde la manifestación de los cuerpos y su interacción con estructuras de vida y de comunidad, en asambleas o acampadas, rompiendo normas y explorando formas inéditas. Como una gran performance, en el 15M, a través de un sentimiento festivo y del abandono de la violencia, el foco del conflicto se situaba inmediatamente sobre la construcción de una identidad común, en el diálogo y la crítica mediática. En esta cultura alternativa, nuevas identidades y temporalidades transitorias e inmediatas, acordes a una nueva sensibilidad construida desde una estética atractiva, de lo urgente y fugaz, creativa, espontánea en la necesidad de protestar aquí y ahora.

Siguiendo esta lógica, es posible entender movimientos como el 15M como un arte politizado y revolucionario, alejado del arte por el arte, para adentrarse en la lucha social, desde términos colectivos. Desde cierta estética de la existencia que opera en la construcción individual de nuevos contextos e identidades históricas, subjetividades e inéditas formas emancipadoras. Desde una estética de protesta entendida como una gran performance donde escenificar una participación colectiva, situando cuerpos políticos en espacios públicos, situando el foco desde el sentimiento festivo y el abandono de la violencia en la construcción de una identidad común, en el diálogo y la crítica mediática.